Causas, incidencia y factores de riesgo

El trastorno de hiperactividad y déficit de atención afecta el desempeño escolar y las relaciones interpersonales. Los padres de los niños que tienen este trastorno a menudo están exhaustos y frustrados.Los estudios con neuroimágenes sugieren que los cerebros de los niños con trastorno de hiperactividad y déficit de atención son diferentes de los cerebros de otros niños. Estos niños manejan neurotransmisores (incluyendo dopamina, serotonina y adrenalina) en forma diferente a como lo hacen sus compañeros.El trastorno de hiperactividad y déficit de atención a menudo es genético y cualquiera que sea su causa específica, parece iniciarse muy temprano en la vida a medida que el cerebro se está desarrollando.Otros problemas, tales como depresión, privación del sueño, dificultades de aprendizaje, trastornos de tics y problemas de comportamiento, se pueden confundir con o aparecer junto con el trastorno de hiperactividad y déficit de atención. Cada niño sospechoso de padecer este trastorno merece una evaluación cuidadosa para clasificar exactamente lo que está contribuyendo a sus comportamientos preocupantes.

El trastorno por déficit de atención (ADD) es el trastorno de la conducta de la niñez más comúnmente diagnosticado que afecta a un estimado de 3 a 5% de los niños en edad escolar y cuyo diagnóstico es mucho más frecuente en niños que en niñas.

a mayoría de los niños con trastorno de hiperactividad y déficit de atención tienen al menos otro problema de desarrollo o de comportamiento.Mas información: www.trustedprescriptionsonline.com

Anuncios

Tratamiento para la Fata de Atencion

La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics ) tiene pautas para tratar el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (ADHD):

  • Establecer metas específicas y apropiadas para guiar la terapia.
  • Iniciar la terapia farmacológica y la psicoterapia conductista.
  • Cuando el tratamiento no haya satisfecho las metas propuestas, se debe evaluar el diagnóstico original, la posible presencia de otras afecciones y qué tan bien se ha implementado el plan de tratamiento.
  • Es importante hacer un seguimiento sistemático para reevaluar en forma regular las metas propuestas, los resultados y cualquier efecto adverso de los medicamentos. Esta información se debe reunir de padres, profesores y el niño.

El trastorno de hiperactividad y déficit de atención es un problema frustrante. Algunos remedios alternativos se han vuelto populares, incluyendo hierbas, suplementos y manipulación quiropráctica. Sin embargo, existe poca o ninguna evidencia sólida para muchos remedios comercializados para los padres.

Los niños que reciben tanto psicoterapia conductista como medicamentos a menudo son los que responden mejor, pero los medicamentos no se deben utilizar simplemente para hacer la vida más fácil para los padres o el personal de la escuela. Ahora existen varias clases diferentes de medicamentos para el trastorno de hiperactividad y déficit de atención que se pueden usar solos o combinados. Algunos de estos medicamentos han sido vinculados a muerte súbita en niños con problemas cardíacos, por lo que se debe hablar con el médico acerca de cuál es el mejor medicamento para cada caso particular.

Las siguientes recomendaciones también pueden ayudar:

  • Limitar las distracciones en el ambiente del niño
  • Brindar instrucción personalizada con un profesor
  • Asegurarse de que el niño duerma bien
  • Asegurarse de que el niño consuma una dieta saludable y variada, con mucha fibra y nutrientes básicos

Síntomas

Para que a los niños se les diagnostique este trastorno deben tener al menos 6 síntomas de atención o 6 síntomas de actividad e impulsividad, en un grado más allá de lo que se esperaría para los niños de su edad.

Síntomas de falta de atención:

  1. No logra prestar atención cuidadosa a los detalles o comete errores por falta de cuidado en el trabajo en la escuela.
  2. Tiene dificultad para mantener la atención en tareas o actividades lúdicas.
  3. Con frecuencia parece no escuchar cuando se le habla directamente.
  4. No sigue instrucciones y no logra terminar el trabajo escolar, los deberes u obligaciones en el lugar de trabajo.
  5. Tiene problemas para organizar sus tareas y actividades.
  6. Evita o le disgusta comprometerse en tareas que requieran esfuerzo mental (como las tareas escolares).
  7. Con frecuencia pierde juguetes, tareas escolares, lápices, libros o herramientas necesarias para las tareas o actividades.
  8. Se distrae fácilmente.
  9. Se muestra a menudo olvidadizo en las actividades diarias

Síntomas de hiperactividad:

    1. Juega con sus manos o pies o se retuerce en su asiento.
    2. Abandona su asiento cuando lo que se espera es que se quede sentado.
    3. Corre y trepa excesivamente en situaciones inapropiadas.
    4. Tiene dificultad para jugar en forma silenciosa.
    5. A menudo habla excesivamente, está ” en movimiento” o actúa como si fuera “impulsado por un motor”.

    Síntomas de impulsividad:

    1. Emite respuestas antes de que termine de escuchar la pregunta.
    2. Muestra dificultades para esperar su turno.
    3. Se entromete o interrumpe a los demás (por ejemplo, irrumpe en conversaciones o juegos)

Fuente de información: www.trustedprescriptionsonline.com